***** El Ser Humano ¿Originario de la Tierra?


cb9d74f9634808b10c69302372116a91 ***** El Ser Humano ¿Originario de la Tierra? misterios, enigmas y ovni

Puede sostenerse con bastante fundamento que nosotros no pertenecemos en absoluto a la Tierra y que ni siquiera somos de la Tierra, porque no parecemos habernos desarrollado aquí.

Esto es lo que afirma Lloyd Pye en su libro “Todo lo que Usted sabe está mal”. Uno de los temas es la inconsistencia de las teorías que atribuyen al hombre y al mono un origen común.

El resumen de las discrepancias principales serían las siguientes:

2a5189fbb405d2d7b6c8b43d2b8e8a9c ***** El Ser Humano ¿Originario de la Tierra? misterios, enigmas y ovni

Huesos. Los huesos humanos son mucho más livianos que los huesos de primates. Peor aún nuestros huesos son mucho más livianos que los huesos de cada antepasado “pre-

humano” desde un principio hasta el Neardenthal. Los huesos de los antepasados parecen como los huesos de los primates; los huesos humanos modernos no.

a293926ac6b385f3c05f1ddef8c11c8f ***** El Ser Humano ¿Originario de la Tierra? misterios, enigmas y ovni

Músculos. Los músculos humanos son mucho más débiles que los músculos equivalentes en los primates. Somos cinco a diez veces más débiles que cualquier otro primate. Sorprendentemente, volvernos “mejores” nos hizo muchísimo más débiles.

Piel. La piel humana no está bien adaptada a la cantidad de luz solar que llega la Tierra. Para tolerar y sobrevivir a su exposición debe incrementar en gran medida la melanina (el pigmento oscuro) en su superficie, lo cual sólo la raza negra ha logrado. El resto debe cubrirse con ropa o andar por la sombra, o ambos, o enfermar de envenenamiento por radiación. ¡Vaya mejora!

Pelo del cuerpo. Los primates no necesitan preocuparse sobre la exposición directa a la luz del sol porque están cubiertos de la cabeza a los pies con un adecuado patrón de vello corporal largo. El pelo más espeso está en sus espaldas que apunta al Sol, mientras que el más delgado esta en el pecho y en el abdomen. Los humanos han perdido todo el pelaje que rodea el cuerpo y solo restan trazas en el pecho, el abdomen y la espalda. La hembra humana casi no tiene pelo corporal.

Grasa. Los humanos tienen diez veces más células grasas en la capa inferior de su piel que los primates. Si un primate está herido por un objeto cortante en la piel, cuando el sangramiento se detiene, los bordes de la herida caen planos uno cerca del otro y pueden cerrar la herida rápidamente por un proceso llamado “contractura“. En los humanos, la capa grasosa es tan espesa que empuja a través de las heridas y hace a la contractura difícil si no imposible. También, para intentar explicar esta rareza, la grasa bajo la piel humana no compensa el pelo del cuerpo que hemos perdido. Sólo en el agua su capacidad aislante es útil; en el aire, no lo es.

1adb89c74d4d9fb432f97bce6460c179 ***** El Ser Humano ¿Originario de la Tierra? misterios, enigmas y ovni


(A la izquierda un Annunaki Sumerio con el símbolo de la glándula pineal en su mano)


Pelo de la cabeza. Todos los primates tienen pelo en la cabeza que crece a una cierta longitud y entonces se detiene. El pelo de cabeza humano crece a tales longitudes que podría ser peligroso en una situación primitiva. Es decir, nos vemos obligados a cortarnos nuestro pelo de la cabeza desde que nosotros nos volvimos una especie.

Uñas de las manos y de los pies. Todos los primates tienen uñas en las manos y en los pies que crecen a una cierta longitud y entonces se detienen, nunca necesitan cortarlas. Las uñas de la mano y del pie de los humanos siempre han necesitado ser cortadas.

Cráneo. El cráneo humano no es nada parecido al cráneo de los primates. Hay algunas comparaciones morfológicas que hacer, aparte de lo general y que son lo mismo. Su diseño y ensamble son tan diferentes que hace inútiles los esfuerzos de comparación.

Cerebros. La comparación aquí es aún más radical, porque los cerebros humanos son inmensamente diferentes. (Decir “mejorado” o “superior” es injusto y no pertinente, porque los cerebros de los primates funcionan a la perfección para lo que los primates tienen que hacer para vivir y reproducirse.)

Locomoción. La comparación aquí es tan amplia como la comparación de los cerebros y los cráneos. Los humanos son bípedos; los primates son cuadrúpedos. Eso dice más que suficiente.

Habla. Las gargantas humanas están rediseñadas por completo en comparación a las gargantas de los primates. La laringe ha caído a un posición mucho más baja, así los humanos pueden romper los típicos sonidos de los primates en diminutos pedazos de sonido (por modulación) que se han transformado en el habla humana.

Sexo. Las primates hembras tienen ciclos de celo y están sexualmente receptivas solo en momentos especiales. Las hembras humanas no tienen ningún ciclo de celo en el sentido de los primates. Son incesantemente receptivas al sexo.

Cromosomas. Ésta es la diferencia más inexplicable de todas. Los primates tienen cuarenta y ocho cromosomas. ¡Los humanos son considerados inmensamente superiores a ellos en una amplia serie de áreas, sin embargo de algún modo nosotros tenemos sólo cuarenta y seis cromosomas! ¿Cómo nosotros podríamos haber perdido dos cromosomas completos- lo cual representa mucho ADN -en primer lugar, y en el proceso volvernos muchísimo mejores? Nada sobre eso tiene sentido lógico.

Trastornos genéticos. Como con todos los anim…

Fuente:
Ovnis y paranormal – ***** El Ser Humano ¿Originario de la Tierra?

MÁS CONSPIRACIONES Y AVISTAMIENTOS: